Castillo de Arenas de San Pedro

El castillo de Arenas de San Pedro o de la Triste Condesa es una fortificación de estilo gótico emplazada en el municipio español de Arenas de San Pedro, en la provincia de Ávila. Se ubica en pleno casco urbano de la localidad. Fue declarado  Bien de Interés Cultural el 4 de junio de 1931.​ Se trata de uno de los monumentos mas simbólicos de Arenas de San Pedro, apareciendo en su escudo heráldico, el cual aparece en llamas, aunque probablemente el castillo no sufriera los incendios a los que alude el lema de «Siempre incendiada y siempre fiel».

El castillo fue ordenado construir en el año 1400 por el Condestable Ruy López Dávalos, para plasmar su dominio sobre los territorios que le fueron entregados por Enrique III tras obtener Arenas la carta de villazgo en 1393, además de la posterior independencia del Concejo de Ávila.​ En un principio el noble sopesó la posibilidad de construirlo en el Colmenar —actual Mombeltrán—, por tratarse de una localidad mejor comunicada, gracias a su cercanía al paso del puerto del Pico, pero se encontró con la oposición de los habitantes de la villa, que interpretaban la construcción del castillo como un signo de opresión y provocación, por lo que se vio en la necesidad de optar por la alternativa arenense.

Mas Informacion en https://es.wikipedia.org/wiki/Castillo_de_Arenas_de_San_Pedro